El acueducto de la acequia de la Huerta Mayor
Places

El acueducto de la acequia de la Huerta Mayor

La acequia de la rafa vieja de la huerta Mayor es la que discurre por la cota más baja de las tres que existen en el margen derecho del río Tarafa. Su trazado presenta numerosos tramos consolidados por medio de muros de contención y contrafuertes al ser el más expuesto a la posibilidad de sufrir daños por las avenidas del río.

Por esta razón, muy cerca de su confluencia con el barranco de Mira y a 300 metros aguas abajo de la presa, se levantó a mediados del siglo XIX un acueducto sobre 6 arcos de medio punto apoyados en pilares de sillarejo: el juego cromático conseguido por el empleo de dovelas de mármol rojo alternando con piedra caliza gris resulta similar al ejecutado en la construcción del acueducto de Perceval, construido también durante esos años, lo que induce a pensar que puede tratarse de actuaciones promovidas y ejecutadas por las mismas personas.

Al otro lado del barranco la acequia continúa su curso apoyándose sobre un grueso paredón de mampostería. Presenta numerosas refacciones y en su centro existe un arco de ladrillo cocido macizo, actualmente cegado, que pudo servir para salvar el paso de las aguas de lluvia del barranco de Mira.

Una vez rebasado el puente del Baño, donde recibía las aguas de la acequia del molino, la canalización era aprovechada para el lavadero cubierto que se emplazaba en el inicio de la actual calle Lepanto. Su actividad ya aparece documentada en la segunda mitad del siglo XVIII y perduró hasta 1962, cuando se construyó en su lugar el matadero municipal. A partir de aquí, la acequia se adentraba ya en la huerta Mayor.