El acueducto de Perceval
Places

El acueducto de Perceval

También conocido como Acueducto del Hondo de las Fuentes, está levantado sobre ocho arcos, con roscas de medio punto de sillería los cuatro centrales y de ladrillo macizo los arcos rebajados laterales, alcanzando una altura máxima de ocho metros sobre el cauce y una longitud de setenta y uno. En su extremo oeste la canalización continuaba por medio de módulos de piedra labrada apoyados sobre gruesas losas, aunque la construcción a principios de los años 80 de la variante de la carretera N-325 la destruyó casi totalmente.

De posible origen medieval, tradicionalmente se utilizó para trasvasar agua desde la acequia del Fauquí a la del Aljau, cuyos tramos iniciales todavía son visibles, aunque a una cota más baja, a ambos lados del cauce. Su estructura era sistemáticamente arruinada por las riadas del Tarafa, como ocurrió en 1653, 1751 o 1793; la documentación lo cita al menos desde 1659, cuando se está construyendo a cargo de los maestros de obras franceses Ginés Grapollera y Pere Largaya.

El acueducto actual fue construido de nueva planta en los años 40 del siglo XIX a instancias del alcalde, juez y hacendado aspense Antonio Mira Perceval Puerto, seguramente en un emplazamiento inmediato al antiguo, aunque con una finalidad distinta a la que había desempeñado hasta entonces: la de facilitar el riego de las tierras en el paraje de la Nía, tal y como se indica en el plano del Tarafa de 1877.