La canal de hierro
Places

LA CANAL DE HIERRO

 

Acueducto de hierro forjado levantado entre 1889 y 1890 para permitir la canalización de aguas de riego hasta la Nía salvando la rambla del río Tarafa, en el paraje de la Carrasca. La iniciativa de su construcción corresponde a la sociedad minera Humildad-Paciencia y Concepción, cuyos accionistas encargaron su fabricación y montaje a la fundición valenciana Viuda de Guillermo Bartle.

La empresa desplazó para la ocasión a una cuadrilla de operarios especializados con sus propias herramientas, quienes instalaron el canal durante la primera quincena del mes de noviembre de 1890; el coste total de la obra ascendió a 4336 pesetas, quedando finalizada el 17 de noviembre de ese mismo año. Durante el acto inaugural se dispararon cohetes y se soltaron globos aerostáticos.

La estructura del canal, de 27 metros de longitud, responde al esquema de celosía plana tipo Warren modificado, atirantada con montantes verticales y pendolón central. Se apoya sobre dos finas columnas de hierro colado de cuatro metros de altura, y estas a su vez sobre pilas de cantería arenisca de unos tres metros de altura y sección pentagonal, con tajamares enfrentados a la corriente. En los extremos se dispusieron sendos estribos de mampostería, destacando el refuerzo mediante sillería escuadrada del situado en el lado norte. La construcción en 1994 de un puente inmediato supuso la ocultación en su interior de buena parte de los apoyos del acueducto.